Holger Knaack

Presidente 2020-21

Junio de 2021

En enero de 2020, cuando anuncié mi lema presidencial: Rotary abre oportunidades y hablé de los cambios que Rotary necesitaba adoptar,  ninguno de nosotros tenía idea de cuan rápido llegaría el cambio. Pero desde hace mucho tiempo, creo que hay que ver los retos como oportunidades. Este año, aprovechamos nuevas oportunidades para reimaginar lo que podría ser Rotary. Desde hace años,  debatimos sobre cómo hacer que Rotary fuera flexible y adaptable, y habíamos probado algunos experimentos. Este año, todos experimentamos y alcanzamos el éxito. Las reuniones en línea son algo habitual y ahora los clubes invitan a personas de todo el mundo a participar.

A Susanne y a mí nos encanta conocer a los miembros de la familia de Rotary de todo el mundo, y hemos echado de menos verlos en persona durante el último año. Pero para mí fue una nueva forma de vivir Rotary. Viajamos por todo el mundo de manera virtual. Definitivamente, conocí a miles de personas más que de otro modo no habría conocido. Nunca puse un pie en mi oficina de Evanston como presidente, pero encontramos nuevas formas de hacer nuestro trabajo reduciendo los costos de viajes.

En 2020-2021 vivimos un Rotary ágil, adaptable y creativo. El siguiente paso no es volver a la situación anterior a la pandemia. Debemos seguir adelante. Apliquemos lo que hemos aprendido para ofrecer nuevas experiencias y oportunidades a nuestros socios, como la participación en línea como opción habitual.

Necesitamos un Rotary más joven y diverso en todos los niveles para mantener la fortaleza de nuestros clubes. El significado de la diversidad varía de una región a otra, pero les animo a dar la bienvenida a personas de todos los orígenes. Otro paso que podemos dar todos es aumentar el número de mujeres y amplificar su papel en todos los niveles.

Me alegro de que muchos vean ahora a los clubes rotarios y Rotaract como iguales. Sigamos en esta dirección invitando a los clubes Rotaract a participar en todo lo que hacemos. No desaprovechemos ninguna oportunidad de llegar a los jóvenes líderes. En cambio, asociémonos con Rotaract y pongamos en práctica nuestros numerosos y novedosos enfoques.

Estoy muy orgulloso de la labor que realiza Rotary para luchar contra la COVID-19, apoyando las campañas de vacunación mediante la defensa de una distribución justa de las vacunas y la lucha contra la desinformación. Sin embargo, debemos continuar haciendo todo lo posible para poner fin a la polio. Y ahora tenemos la oportunidad de trabajar en una nueva área de interés: el medioambiente.

El mundo es hoy un lugar diferente de cuando anuncié por primera vez que Rotary abre oportunidades. Todos podemos estar orgullosos de cómo hemos actualizado lo que puede ser Rotary durante este año. Sigamos por este camino, cuidando siempre de nuestros clubes y de nuestros amigos en ellos. Ellos son preciados y mantienen a Rotary vivo y próspero.

Susanne y yo estamos agradecidos por todas las oportunidades que hemos tenido de servir a la organización durante este año tan especial, un año en el que se ha encontrado un nuevo significado a la idea de Dar de Sí antes de Pensar en Sí. Vemos a Rotary como una comunidad de personas que viven sus valores poniéndolos en práctica. En estos tiempos extraordinarios, no cabe duda de que debemos hacer más hincapié en el servicio. Esta es nuestra oportunidad de mostrar al mundo lo que significa para los rotarios Dar de Sí antes de Pensar en Sí.

Nos esperan muchas oportunidades que nos ayudarán a cambiar el mundo. Aprovechémoslas juntos y preparémonos para abrir las puertas para lograr objetivos más grandes. Asimismo, cuando abrimos estas puertas a nuevas ideas, nuestras mentes y nuestros corazones también se abren. Recuerden que todo lo que hacemos en Rotary abre otra oportunidad para alguien, en algún lugar.


Mayo de 2021

Desde hace años, Susanne y yo hemos acogido en nuestra casa a muchos estudiantes del Intercambio de Jóvenes de Rotary. Este programa representó mi punto de entrada a Rotary y ocupa un lugar muy especial en mi corazón. Cuando el programa de intercambio de Rotary se suspendió a causa de la COVID-19 con el propósito de proteger a los estudiantes y las familias, sentimos una gran tristeza, especialmente por los participantes, ya que esos años no se pueden volver a vivir.

Debido a las numerosas incertidumbres causadas por la pandemia, la Directiva de Rotary decidió suspender los intercambios en persona hasta junio de 2022. Ahora que miramos el futuro con esperanza, agradecemos a los funcionarios de Intercambio de Jóvenes, a las familias anfitrionas y a los voluntarios sus contribuciones en años anteriores, y alentamos a los distritos a ofrecer intercambios virtuales como forma de conectar a los estudiantes de todo el mundo entre sí y con nuestras comunidades.

Para aquellos que no pueden participar en el Intercambio de Jóvenes de Rotary, Rotary ofrece otras oportunidades. El Intercambio de Servicio para las Nuevas Generaciones es un programa de Rotary que merece un mayor reconocimiento: Es una excelente oportunidad para que los jóvenes de entre 18 y 30 años participen en el servicio a la comunidad de forma individual o en grupo y adquieran experiencia mediante pasantías. Hace tres años, Simukai Matshalaga, rotaractiana de Zimbabwe, se alojó con nosotros en Ratzeburg durante su intercambio.

Cuando solicité participar en el programa de Intercambio de Servicio para las Nuevas Generaciones, no sabía que viviría una experiencia que cambiaría mi vida. Este programa me dio esa oportunidad y mucho más. Me enseñó la importancia de equivocarme rápidamente, de aprender aún más rápido y de ser yo misma.

Algunas de mis mejores experiencias tuvieron lugar en la mesa. La calidez y la amabilidad de todos los hogares en los que viví aún reverberan en mí. Tardé semanas en comprender cómo un desconocido podía preocuparse por mí tan profundamente como lo hacían estos integrantes de la familia de Rotary. Me inspiran las lecciones de humildad que aprendí de todas las personas increíbles que conocí. Llegué a comprender una nueva cultura y me di cuenta de que lo único que nos separa como personas son nuestras experiencias y, a veces, nuestras falsas creencias.

Profesionalmente, el intercambio me dio confianza en mi propia capacidad como ingeniera. Ver cómo otras organizaciones afrontaban los problemas me hizo tomar conciencia de que yo era la mejor persona para resolver los retos de mi país. Al volver a casa desde el norte de Alemania, rechacé un ascenso, dejé mi trabajo y fundé una empresa familiar, una decisión que, por miedo, antes nunca me habría atrevido a tomar.

Estoy en deuda con la familia de Rotary. No sé si los amigos, mentores y familias que dejé atrás sabían que habían cambiado mi vida para siempre. Espero que ahora lo sepan.

El programa de Intercambio de Servicio para las Nuevas Generaciones cambió la vida de Simukai. También puede cambiar la tuya. Todos los socios de Rotary pueden vivir algo similar en cualquier momento: Animo a todos a realizar un viaje virtual este mes y a visitar las reuniones de otros clubes en línea. Verán lo diferente que es Rotary en todo el mundo mientras conocen a personas estupendas y hacen nuevos amigos.

Aprovechemos estas conexiones forjadas en línea y, más adelante, cuando llegue el momento, disfrutemos de los intercambios en persona a través del Intercambio Rotario de Amistad, otro excelente programa para los socios de Rotary de todas las edades.

Hoy, nuestra capacidad para reunirnos en persona está limitada, pero sabemos que siempre Rotary abre oportunidades. Ahora es el momento de prepararse, para que cuando la pandemia haya quedado atrás, el programa de Intercambio de Jóvenes de Rotary vuelva más fuerte que nunca, para servir a un mundo que anhela volver a conectarse.


Abril de 2021

El 22 de abril celebraremos el Día de la Tierra con un nuevo sentido de propósito. El medioambiente es ahora un área de interés de Rotary. Las soluciones para todas las grandes tareas siempre empiezan por ti y por mí, y es mucho lo que podemos hacer como individuos simplemente cambiando nuestro comportamiento: Reducir el uso del plástico y utilizar la energía de forma inteligente son solo dos ejemplos. Sin embargo, ahora tenemos la oportunidad de hacer aún más juntos.

El apoyo al medio ambiente no es algo nuevo para Rotary; los clubes llevan mucho tiempo trabajando en cuestiones medioambientales en función de las necesidades locales. Ahora el cambio climático -un problema que nos afecta a todos, ricos y pobres- requiere que colaboremos más que nunca. Alberto Palombo, ingeniero venezolano residente en Brasil y miembro del Cadre, comparte su opinión.

Durante 30 años, mi trabajo ha consistido en conectar con las comunidades y los responsables políticos para cuidar el medioambiente. En la actualidad, me entusiasman las oportunidades que ofrece Rotary para ayudar a reducir la degradación del medioambiente y hacer que las comunidades sean más sostenibles desde el punto de vista medioambiental.

En todas las comunidades donde hay un club rotario, un club Rotaract, Interact o un Grupo de Rotary para Fomento de la Comunidad, existen desafíos medioambientales. Como socios de Rotary, podemos convertirnos en custodios de la sostenibilidad ambiental y adoptar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas en nuestra vida diaria, tanto en casa como en nuestros clubes. Luego podremos incorporarlos a nuestros proyectos rotarios.

Mi club participó desde el primer día en proyectos relacionados con el agua y medioambiente. Buscamos oportunidades para empoderar a los rotarios y fomentar las alianzas en nuestra región y fuera de ella, trabajando con grupos como la Red Interamericana de Recursos Hídricos y el Consejo Mundial del Agua. Los clubes locales colaboraron con el Grupo de Acción de Rotary para el Agua, Saneamiento e Higiene (wasrag.org) para ayudar a Rotary a conseguir un asiento en la mesa durante el Foro Mundial del Agua de 2018 en Brasilia, donde discutimos cómo las comunidades pueden recuperarse de desastres ambientales como el causado por la ruptura de una presa minera en el Río Doce de Brasil en 2015.

Cuidar la tierra es un esfuerzo que nunca se detiene. Para lograr un impacto, debemos alinear nuestros conocimientos, habilidades y entusiasmo, y Rotary ya lo hace muy bien. Como voluntario del Grupo de Acción de Rotary para la Sostenibilidad Medioambiental (esrag.org), he visto cómo nuestra labor en favor del medioambiente encaja con gran parte de lo que ya hacemos en materia de agua y en nuestras otras áreas de interés. Los rotarios no son espectadores pasivos, sino que toman acción. Trabajemos juntos y generemos un impacto positivo.

El apoyo de La Fundación Rotaria definirá este nuevo capítulo de nuestro servicio. Mediante los proyectos financiados por subvenciones distritales y globales, ampliaremos nuestros proyectos anteriores en el campo del medioambiente. Buscaremos formas de colaborar más estrechamente y generar un mayor impacto en los problemas medioambientales mundiales. E incorporaremos la preocupación por el medioambiente en todos nuestros programas, proyectos y eventos.

Los rotaractianos y los participantes en nuestros programas para la juventud esperan que Rotary adopte una posición clara y ofrezca un liderazgo con visión de futuro. Trabajaremos con ellos, buscando soluciones inteligentes a los problemas que heredarán. Nuestros maravillosos socios, nuestras redes y nuestra Fundación nos brindan la oportunidad de hacer una contribución importante y duradera. Ahora, descubriremos juntos cómo Rotary abre oportunidades para ayudarnos a ampliar nuestro servicio para preservar el hogar que todos compartimos.


Marzo de 2021

Como alguien que conoce de primera mano el gran potencial de liderazgo de los rotaractianos, siempre espero con interés la Semana Mundial de Rotaract, que celebramos del 8 al 14 de marzo. Los rotaractianos son el centro de atención de mis tres conferencias presidenciales de este año, y me sentí orgulloso cuando, hace dos años, el Consejo de Legislación votó a favor de elevar Rotaract convirtiendo a sus clubes en socios de Rotary International. Antes de eso, el Consejo ya había hecho posible la doble afiliación y, poco después, la Directiva decidió suprimir los límites de edad para pertenecer a Rotaract.

Pero apenas estamos emprendiendo nuestro viaje juntos. Las alianzas eficaces no suceden por sí solas. Se requiere que ambas partes estén abiertas y comprendan el valor de las alianzas intergeneracionales. Louie De Real, rotaractiano y rotario, explica.

Las reuniones virtuales conjuntas han ayudado a los rotaractianos a dar a conocer a los rotarios nuevas ideas y herramientas, abriendo vías de colaboración únicas para los clubes. En el caso de la respuesta a la pandemia y a los desastres, los clubes Rotaract utilizaron las redes sociales para coordinar esfuerzos, impulsar la divulgación de información y recaudar fondos, mientras que los clubes rotarios utilizaron sus redes y recursos para ampliar el apoyo, proporcionar la logística y llevar los bienes y servicios a las comunidades.

Las innovadoras actividades de participación virtual y desarrollo profesional de los rotaractianos inspiraron a los rotarios a seguir su ejemplo. La pandemia hizo que los clubes Rotaract se dieran cuenta de que podemos conectar y formar alianzas de manera inmediata con los clubes rotarios a través de plataformas virtuales. Gracias a la colaboración constante, nos dimos cuenta de que Rotary y Rotaract se complementan, de que formamos parte de una única organización con objetivos comunes.

Ambas partes aportan valor. Los rotarios pueden ser mentores y colaboradores en el servicio de los rotaractianos, mientras que los rotaractianos pueden demostrar a los rotarios que los trabajos difíciles pueden simplificarse y que las limitaciones pueden superarse adoptando enfoques digitales. Esta sinergia motiva a los rotaractianos a convertirse en futuros rotarios: Me afilié a Rotary porque los rotarios me brindaron experiencias memorables de afiliación a través de momentos inspiradores de colaboración. Necesitaba ser rotario para inspirar a los rotaractianos de la misma manera, ahora y en el futuro.

Esa misma sinergia hace que los rotarios se den cuenta de que, aunque los rotaractianos tengan una cultura diferente, todos compartimos la visión común de unir a la gente para que tome acción. Las formas únicas de hacer las cosas de Rotaract sirven de inspiración para la innovación, ayudando a Rotary a aumentar su capacidad de adaptación a los desafíos futuros. Los rotarios y los rotaractianos construirán juntos el futuro, así que comencemos hoy mismo.

No veo ninguna diferencia entre un club rotario y un club Rotaract, excepto quizás por la edad promedio.

Muchos rotarios siguen considerando a Rotaract como nuestra organización juvenil, pero yo lo veo de otra manera. Para mí, son parte de nosotros, y son como nosotros. Para tener éxito juntos, tenemos que respetarnos mutuamente, vernos como iguales. Veamos a los rotaractianos como lo que realmente son: estudiantes y líderes jóvenes, pero también gestores y empresarios de éxito capaces de planificar, organizar y gestionar un instituto rotario, incluidas sesiones de discusión en cinco idiomas, como lo hicieron en Berlín en 2014.

Al emprender este viaje juntos, recordemos las fortalezas de Rotary y Rotaract. Y, como dice Louie, empecemos hoy mismo a construir juntos el futuro. Al hacerlo, abriremos un sinfín de oportunidades para nuestra organización.


Febrero de 2021

En Rotary, el 23 de febrero se conmemora nuestro aniversario, y en febrero nos centramos, también, en la promoción de la paz. El motivo es que desde los primeros días de nuestra organización, una de sus principales prioridades ha sido siempre la causa de la paz y la comprensión internacional.

Solemos preguntarnos: “¿De qué manera podemos trabajar por la paz ahora?” En Rotary hay muchos caminos hacia la paz. Nuestros programas para la juventud nos señalan el rumbo hacia la Paz Positiva, por ejemplo: mediante la labor de los Comités Interpaíses y el Grupo de Acción de Rotary por la Paz.

Otro camino es el que señala la Incubadora de Proyectos de Rotary para la Paz (RPPI, por sus siglas en inglés), inspiradora iniciativa conjunta gestionada entre los rotarios, rotaractianos, y los becarios y exbecarios de Rotary pro Paz. Bajo el liderazgo de los rotarios de Suiza y Liechtenstein, la RPPI ha diseñado 48 proyectos mundiales que todo club puede apoyar directamente o mediante subvenciones globales de La Fundación Rotaria. Nino Lotishvili y Matthew Johnsen, exbecarios del Centro de Rotary pro Paz de la Chulalongkorn University, en Bangkok (Tailandia), se cuentan entre los numerosos voluntarios.

En el curso de mi camino a la paz con Rotary, he aprendido que la resiliencia personal contribuye a la paz interior y a la paz externa sostenible. Éste fue el factor que me inspiró a emprender el proyecto Embajadoras para la Paz en el Sur del Cáucaso, basado en la investigación que realicé en Georgia. El equipo de RPPI integrado por rotarios y becarios pro Paz reconocieron el increíble potencial de las mujeres de familias multiétnicas que residen en zonas fronterizas, como modelos a seguir para fomentar la paz, dentro y fuera de sus comunidades. Mediante talleres sobre la construcción de la paz interna y externa en los que se recurre a la narración de historias, 40 participantes difundirán sus relatos y llegarán aproximadamente a 400 integrantes de su familia extensa y la comunidad. Estas mujeres inspiradoras y a la vez marginadas, recuperarán y harán uso de su fortaleza interior en calidad de pacificadoras a nivel vecinal. De esta manera, tomaremos medidas para construir esa sociedad sostenible y pacífica que tanto necesitamos en nuestra región y en todo el mundo. — Nino Lotishvili

Me entusiasmó unirme al proyecto de incubadora para la paz y profundizar mis vínculos con la comunidad pro paz de Rotary, mediante la preparación de estas propuestas con los becarios y exbecarios pro Paz. Mi equipo redactó cinco propuestas de proyectos: tres en Bangladesh, uno en Irak y uno en Polonia, centrados en las artes y la educación para propiciar el diálogo más allá de las barreras religiosas y evitar la radicalización de la gente joven. Me inspiró que, pese a la pandemia, aprovechamos la tecnología para trabajar unidos y forjar una visión a efectos de desarrollar, probar y afianzar ideas, y formular soluciones factibles que los clubes del mundo entero pueden implementar para impulsar la paz. Me entusiasma trabajar con la comunidad pro paz de Rotary a fin de hacer realidad estas visiones. — Matthew Johnsen

Mediante estos ejemplos vemos que en Rotary preferimos la acción antes que las palabras. Esto es lo mejor de Rotary. Los aliento a visitar rppi.ch para informarse acerca de los proyectos y brindarles apoyo.

Llevamos 116 años en actividad sobre la base de nuestra firme ética, nuestra pasión por el ideal de Dar de Sí antes de Pensar en Sí, y nuestro singular enfoque en la solución de problemas. Una de nuestras mayores fortalezas es que unimos a personas de todos los orígenes y culturas para tender una mano a nuestras comunidades, más allá de las fronteras nacionales y las divisiones étnicas, religiosas y políticas. Este mes, celebremos nuestra historia y las diversas maneras en que Rotary Abre Oportunidades para cumplir nuestra misión de impulsar la paz, la comprensión mundial y la buena voluntad.


Enero de 2021

Finalmente, llegó enero. Mientras nos enfocamos en el año 2021, no tenemos que pensar solo en estos 365 días. ¿Estás pensando desde ahora en lo que harás en 2022, 2023 y posteriormente?

No podemos predecir el futuro, pero sí podemos encaminarnos hacia donde queremos ir. Pienso que es importante que cada club rotario tenga una reunión estratégica por lo menos una vez al año. El exdirector de RI Greg Yank, quien tiene muchísima experiencia en trabajar con los clubes y sus planes, comparte con nosotros su punto de vista.

Un famoso aforismo dice: “Si fracasas en prepararte, te estás preparando para fracasar”. La planificación es esencial para el logro del éxito en todas las áreas de la vida, incluso en Rotary, y estamos mejorando en esto cada año.

Para los clubes rotarios, la planificación estratégica da resultados. He ayudado a muchos clubes a encontrar ese camino al trabajar con ellos para crear lo que llamo un plan de acción, un plan plurianual que responde a esta pregunta fundamental: “¿Cuál es nuestra visión para nuestro club?”. Los mejores planes que he visto son aquellos que se enfocan, es decir, cuando un club concentra sus recursos en las mejores oportunidades que tiene. Tu club rotario no puede serlo todo para sus socios y para la comunidad que atiende, ya que tiene limitados recursos humanos, económicos y de tiempo. Un plan exitoso considera tanto los activos como las limitaciones al trazar el camino deseado para sus socios.

Comienza por crear un plan estratégico plurianual con tu club mediante lluvia de ideas para responder a la pregunta: “¿Cuáles son nuestras iniciativas y prioridades para los próximos dos a tres años?”. Documenta tus respuestas usando un lenguaje orientado a la acción que sea específico, concreto y mensurable con respecto a las metas que deseas lograr.

Luego, reduce tus iniciativas a un grupo principal de tres a cinco prioridades. Tu club entonces establecerá los objetivos específicos para cada iniciativa, donde indicará quiénes participarán, cuáles serán los hitos clave que marcarán los logros, cómo se hará el seguimiento del progreso y un cronograma para su realización. Elabora un plan que sea corto y sencillo.

Entonces, ponte a trabajar y lógralo. Examina tu progreso hacia el logro de las iniciativas y haz una revisión, como sea necesario, al menos una vez al año. Rotary tiene una sólida plantilla para ayudar a los clubes en su planificación, que puedes encontrar en my.rotary.org/es/document/strategic-planning-guide.

Deseamos enriquecer y energizar nuestros clubes con nuevas discusiones e ideas. Pero, ¿cómo podemos atraer a diversos profesionales, con distintas formaciones, edades y experiencias, que estén motivados por un sentido de integridad tan sólido como el nuestro?

Exploramos esta pregunta por medio de la planificación estratégica para definir la verdadera naturaleza de nuestro club y el valor que ofrece a sus socios y a la comunidad. Cada club es diferente y el valor de cada club es único. Durante el proceso de planificación, los clubes pueden también descubrir que algunas actividades que solían realizar ya no son pertinentes o atractivas.

Una vez que tu club diseña un plan estratégico, es el momento de tomar acción y hacer los cambios necesarios. Cuando hacemos esto (y en el proceso involucramos a los socios en clubes más dinámicos y activos, que no solo son divertidos, sino que también atienden a sus comunidades con proyectos que tienen un impacto real y duradero), nuestros clubes se fortalecen. Y al descubrir qué es lo que hace único a nuestro propio club y al construir sobre esa base de valores esenciales con todos nuestros esfuerzos, Rotary abre Oportunidades para enriquecer la vida de todos.

El exdirector de RI Greg Yank falleció el 5 de enero de 2021, poco después de la publicación de esta carta. Socio del Club Rotario de O'Fallon, Illinois, Yank formó parte de la Directiva de RI de 2017 a 2019 y recibió el Premio Dar de Sí antes de Pensar en Sí en 2014. El presidente de RI Holger Knaack desea hacer llegar su más sentido pésame a la familia y amigos de Yank


Diciembre de 2020

Al hacer un balance del año 2020, reflexiono sobre cómo han cambiado nuestras vidas. Para muchos de nosotros, la pandemia mundial de COVID-19 trajo dolor y pérdida. Y para casi todos, nuestra vida diaria, el tiempo en familia y el trabajo también cambiaron este año. Pero hemos llegado al final de este difícil año, no por cuenta propia, sino acercándonos entre nosotros, como siempre lo hacemos en Rotary. Con cada año que pasa, me siento más orgulloso de nuestra organización.

Elegiré recordar el 2020 como un año de gran cambio y de fortaleza para nosotros; Rotary no se detuvo, a pesar de la pandemia. Eliminamos obstáculos, encontramos nuevas formas de conectar y adoptamos nuevos enfoques para el servicio tales como proyectos en línea y actividades virtuales para la captación de fondos. He invitado a dos rotarios a compartir sus historias sobre cómo Rotary se fortaleció este año.

Cuando la pandemia cerró todo, nuestro nuevo ciberclub ya estaba proporcionando un servicio digital, incluso a nivel internacional. Catorce mujeres estadounidenses y yo, socias de múltiples clubes rotarios, utilizábamos WhatsApp para proporcionar mentoría a mujeres empresarias en regiones rurales de Costa Rica, ayudándolas a hacer crecer su negocio de ecoturismo, RETUS Tours [artículo de portada de la revista de mayo, "Nature & Nurture"]. El proyecto ha crecido, con 30 rotarios que ahora proporcionan consultoría y ayuda con el sitio web y las redes sociales de RETUS. Lo más importante es que continuamos construyendo relaciones y empoderando a estas mujeres para que transformen sus propias vidas, y lo estamos haciendo en línea. Incluso he ayudado a una de las mujeres, Rosa, a preparar una presentación en inglés para una conferencia internacional en línea. Aunque nuestro compromiso con las mujeres costarricenses todavía requiere alguna actividad práctica, los impactos más transformadores no han tenido que ocurrir en persona. - Liza Larson, Ciberclub Engage y Club Rotario de Plano East, Texas

Yo era el presidente de mi club cuando surgió la COVID-19 y muchos de los socios no tenían Zoom. Solo 10 de nuestros 53 socios participaron en la primera reunión que llevamos a cabo mediante Zoom durante la pandemia. Pensé que conseguir oradores invitados de distintas partes del mundo ayudaría a involucrar a nuestros socios. Muchos líderes rotarios, un becario de Rotary pro Paz, e incluso el presidente de RI Holger Knaack nos visitaron virtualmente y se dirigieron a nuestros socios. La asistencia a las reuniones mejoró y redujimos los costos de funcionamiento al eliminar las comidas. Algunos socios que trabajan fuera de nuestra ciudad y que se habían perdido nuestras reuniones, volvieron a participar en ellas. La inscripción de nuestras reuniones en línea en Mi Rotary mejoró la conexión con clubes de todo el mundo, y la reunión conjunta en la que participó Holger atrajo a más de 300 visitantes. También recaudamos más fondos ya que los socios y los visitantes contribuyeron a nuestros proyectos. Para continuar siendo flexibles para todos, ahora ofrecemos reuniones híbridas. Para mí, 2020 ha sido el mejor año en Rotary, ya que he hecho muchos nuevos amigos. Blessing Michael, Club Rotario de Port Harcourt North (Nigeria).

Estas historias deberían darnos a todos razones para ser optimistas sobre Rotary en el año que viene. No solo estamos sobreviviendo, sino que estamos fortaleciéndonos. Estamos descubriendo lo resiliente que es nuestra organización. Estamos viendo por nosotros mismos cómo Rotary abre oportunidades, incluso durante una pandemia, para crecer, conectar e involucrar a nuestros socios y las comunidades a las que servimos.

Desde nuestro hogar en Ratzeburg, Susanne y yo queremos enviarles a ustedes y a sus familias nuestros mejores deseos. Esperamos con ansias ver las cosas buenas que nos traerá el 2021.


Noviembre de 2020

Todos conocemos el poder increíble de Rotary para transformar a nuestras comunidades y a nosotros mismos. Sin embargo, algunas personas han quedado desatendidas porque no hemos hecho suficientes esfuerzos para llegar a ellos.

La Directiva de RI está tomando medidas para que Rotary sea más acogedor y diverso. Formamos un grupo de trabajo que fomentara la diversidad, equidad e inclusión para ayudar a los clubes a captar nuevos socios independientemente de su género, raza, religión, edad u otros factores. Esto nos ayudará a acelerar el cambio que todos queremos y necesitamos. La selección de Jennifer E. Jones como presidenta de Rotary para 2022-2023, la primera mujer en fungir este cargo, es otro paso en esta dirección.

A nivel comunitario, los clubes impulsan la inclusión y la diversidad. Alia Ali, integrante de la directiva de Big West Rotaract Multidistrict Information Organization, exbecaria del Seminario de Rotary para Líderes Jóvenes y expresidenta del Club Rotaract de Surrey-Newton, Columbia Británica, nos ofrece su opinión.

Todavía recuerdo el alivio que sentí como participante de RYLA hace cuatro años. Finalmente había encontrado a mi gente: personas que se preocupaban tanto como yo por los demás. En todo el mundo, Rotary tiene los mismos objetivos. Servimos a nuestras comunidades y actuamos donde otros se sienten paralizados por la magnitud y el alcance de un problema.

Continuemos con ese espíritu, especialmente cuando sea difícil dialogar. El racismo, los prejuicios y la discriminación adoptan diferentes formas y están presentes en todos los países, ciudades y personas. ¿Cómo podemos erradicarlos?

Como consultora en materia de diversidad, equidad e inclusión, ayudo a las organizaciones a crear una cultura que empodere y atraiga a todos mediante el uso del poder de la empatía. Cuando nos ponemos en el lugar de los demás, no podemos albergar prejuicios en nuestro corazón. Cuando cada niño te recuerda a tu propio hijo, cuando cada mujer u hombre te recuerda a tu madre o hermano, empiezas a ver el mundo de diferente manera.

Podemos aplicar La Prueba Cuádruple a través del lente de la empatía. ¿Estamos generando buena voluntad y amistad con todos los que viven en nuestra zona, incluidas las mujeres? ¿Hay equidad y beneficios para personas de todas las edades? ¿Quién tiene que tomar las decisiones que no te corresponden?

Lamentablemente, tuve que elegir entre Rotary y mi religión cuando se celebró una convención de Rotary durante el Ramadán. Pensé: cuando nos preguntamos si esto es justo y beneficioso para todas las partes involucradas, ¿no me incluía eso a mí como musulmana? ¿Se celebraría alguna vez la convención durante Semana Santa? Solo cuando hagamos preguntas difíciles, podremos iniciar la labor de crear un Rotary más inclusivo y diverso.

Ya conectamos a muchas personas en todo el mundo. Imagina las posibilidades cuando integremos a más personas a nuestras iniciativas. Ese es el futuro de Rotary que quiero ver: un futuro donde seamos imparables en nuestro servicio, constantes en nuestra bondad y deliberados en el cambio que queremos ver.

Rotary tiene un gran corazón. Si fuéramos más abiertos, podríamos encontrar mucha gente interesante con nuevas opiniones y perspectivas. Ya tenemos una variedad de clubes que ofrecen diferentes estilos, culturas y oportunidades, y quienes no se sientan bienvenidos en algún club, podrían ser excelentes candidatos para formar nuevos clubes bajo distintas modalidades. Es importante asegurarnos de que cada nuevo socio sea un buen candidato para su club. Rotary abre oportunidades al apoyar la diversidad.


Octubre de 2020

Durante una reciente reunión en Zoom con rotarios y rotaractianos y al mirar sus rostros sonrientes en mi pantalla, me di cuenta de cuánto ha cambiado nuestra organización en tan poco tiempo. Está claro que no regresaremos a la "vieja normalidad" en Rotary, y considero que eso es una excelente oportunidad.

La innovación y el cambio están sucediendo a todo nivel a medida que replanteamos y transformamos a Rotary. La nueva flexibilidad de Rotary se está mezclando con la cultura digital para impulsar el cambio de maneras que nunca hubiéramos imaginado. Podemos aprender mucho de rotarios como Rebecca Fry quien, a sus 31 años, ya cuenta con 15 años de experiencia en Rotary.

Veo a Rotary como una plataforma extraordinaria para cambiar el mundo. Creo que puedo tener una máxima influencia si empodero a los demás para que generen el cambio que desean ver en el mundo. He adquirido conocimientos de liderazgo a través de mis experiencias en RYLA y Rotaract y ahora, como presidenta fundadora de la Red de Impacto Social de Rotary, a través de un nuevo ciberclub.

Involucrar a los exbecarios de los programas de Rotary es la clave para crear nuevos clubes. Nuestro club es la prueba de que los rotaractianos y otros exbecarios quieren afiliarse a Rotary, pero a veces no pueden encontrar el club rotario adecuado para ellos. Nuestro club tiene 31 socios, todos entre 23 y 41 años, y casi todos son exbecarios de programas de Rotary.

Necesitamos poder integrar y alinear a Rotary con otros objetivos personales y profesionales que persigamos. Al fundar este club, nos propusimos diseñar un modelo personalizado de Rotary que se centra en el valor agregado que aportamos a nuestros socios. Hemos tratado también de aprovechar el establecimiento de contactos a través de las agrupaciones de Rotary, los Grupos de Acción de Rotary y otras entidades colaboradoras internacionales para llevar las experiencias de nuestros socios más allá del club.

Nuestro club se reúne y gestiona la mayoría de sus proyectos en línea a través de Microsoft Teams para dialogar las 24 horas del día sobre temas que interesan a nuestros socios. Esto también significa que nuestro club no está limitado geográficamente a ningún lugar: Aunque muchos de nosotros estamos en Australia, también tenemos socios en Alemania, Italia, México, Tanzania y Estados Unidos.

También es decisivo que nuestro club mida el impacto de nuestros proyectos. Para el proyecto "Julio libre de plástico" de este año, creamos una campaña de sensibilización al promover métodos para que las personas reduzcan el uso de plásticos y logramos contactar a más de 6000 personas. Es un proyecto con un impacto tangible en el que cualquiera puede participar dondequiera que esté. Estoy orgullosa de que, a través de nuestro club, estamos reuniendo a la gente en torno a un nuevo tipo de experiencia rotaria. Tengo esperanza en nuestro futuro.

Todos los clubes rotarios tienen la oportunidad de ser innovadores, como el club de Bec. Confiemos en esos clubes, aprendamos de ellos y brindémosle nuestro apoyo. El cambio en Rotary se produce a nivel comunitario ya que los clubes lideran esta iniciativa al definir lo que puede llegar a ser esta nueva Rotary.

El cambio es constante, y tenemos más trabajo por hacer en muchas áreas. Es importante que reconozcamos las contribuciones de personas de todos los orígenes y apoyemos a las personas de grupos subrepresentados para que tengan mayores oportunidades de participar como socios y líderes en Rotary.

Las herramientas para lograr que Rotary sea más inclusiva, relevante y divertida para todos están a nuestro alcance. Utilicémoslas ahora y veremos cómo Rotary abrirá oportunidades para nosotros y para aquellos que aún no nos han descubierto.


Septiembre de 2020

El Intercambio de Jóvenes de Rotary, uno de los muchos programas dedicado a los jóvenes y adultos jóvenes, fue la chispa que encendió mi verdadero compromiso con Rotary. Mi esposa, Susanne, y yo comenzamos a recibir estudiantes de intercambio poco después de haberme afiliado a Rotary y la experiencia me ayudó a pasar de ser un simple socio a un verdadero rotario. Hoy, el Intercambio de Jóvenes de Rotary es una fuerte tradición en mi familia y en los últimos 24 años hemos recibido a 43 estudiantes.

Desde el comienzo nos encantó el programa, además de recibir a los estudiantes en nuestro hogar, ayudamos a organizar los campamentos de verano para los estudiantes. Durante una de estas ocasiones, conocí a Christine Lichtin, quien en ese entonces era estudiante de secundaria en Alemania y su padre había sido presidente de mi club. Me gustaría probar algo nuevo durante esta época de cambio y para ello le cedo este espacio, normalmente reservado para el presidente de Rotary, a Christine para que les cuente su historia.

Mi primer contacto con Rotaract sucedió hace unos 13 años, cuando participaba, junto a Susanne y Holger, en un asado para los jóvenes del campamento de verano. En esa ocasión, Holger me dijo: "¿Por qué no visitas un club Rotaract? Conocerás a muchos jóvenes fantásticos que se reúnen para divertirse y marcar la diferencia".

Unos años después, cuando asistía a la Universidad de Tréveris, recordé sus palabras y decidí intentarlo. Eso fue hace más de ocho años, y todavía estoy en ello. Una vez que te unes a Rotaract, no quieres salir. Rotaract me ha acompañado a todas partes, empezando por el club de Tréveris y luego a un club en Bolonia (Italia), durante el año que estudié allí. Durante mi estancia en Kiel para obtener mi maestría, me afilié a Rotaract allí antes de unirme al Club Rotaract de Hamburgo-Alstertal al comienzo de mi carrera profesional. Cada uno de esos clubes tiene su propia identidad y enfoque, pero todos poseen la misma motivación intrínseca.

Ahora asumo el papel de asesora sénior en mi club Rotaract y realmente lo disfruto. Llevo a Rotaract en mi corazón ya que da forma a mis valores, incluso cuando mis intereses evolucionan. Un día, como si hubiera percibido esa evolución, Susanne llamó a mi puerta, porque quería presentarme a un moderno y joven club Rotario que había ayudado a fundar y que se ubicaba entre Hamburgo y Mölln, mi ciudad natal. Este era el Ciberclub de Hamburgo-Connect, cuyos socios tienen distintas edades y celebra reuniones muy relajadas y personales en línea. Todo parecía encajar, así es que pensé, ¿por qué no probarlo? Después de todo, el tiempo es precioso y se debe llenar con diversión siempre que sea posible; el resto sucede por sí solo.

Ahora formo parte de ambos mundos, soy una orgullosa rotaractiana y rotaria. Mi pequeña meta personal es construir un puente entre estos dos mundos. Todos nosotros tenemos razones muy similares para ser parte de la familia de Rotary.

Se necesitó algo de persistencia para convencer a Christine de que se hiciera socia de Rotary, pero valió la pena el esfuerzo. Es nuestro deber convencer a los rotaractianos y a los participantes de los programas para jóvenes para que puedan mantenerse en la familia de Rotary. Espero que su historia les haya inspirado. Depende de cada uno de nosotros asegurarnos de que más jóvenes como Christine vivan las muchas maneras en que Rotary abre oportunidades para nosotros y para quienes servimos.


Agosto de 2020

En el 2020, hemos sido testigos de profundos cambios: desde una pandemia mundial hasta un renovado llamado a la justicia social. Estos acontecimientos nos recuerdan que vivimos en un mundo en constante cambio y Rotary es un reflejo de ese mundo.

Debemos estar preparados a escuchar y adaptarnos, siempre conforme a nuestros valores fundamentales de servicio, compañerismo, diversidad, integridad y liderazgo. Si ponemos en práctica estos valores y aplicamos La Prueba Cuádruple a todos los aspectos de nuestra vida, estaremos preparados para liderar en todo momento.

Estoy orgulloso de nuestra capacidad de adaptación. Rotary no se ha detenido frente a esta pandemia. Nos reunimos en línea y encontramos nuevas formas de servir. Transformamos la Convención de Rotary International 2020 en Honolulu en nuestra primera convención virtual. Cada semana, demostramos que las reuniones de Rotary son flexibles y se realizan en cualquier lugar: de la manera tradicional, por teléfono celular o a través de la computadora. Rotary nos ofrece la posibilidad de conectarnos en cualquier momento y seguirá haciéndolo.

Algunos me han manifestado incluso que disfrutan, más que antes, la combinación de nuestras reuniones en línea y presenciales. ¿Cómo podemos beneficiarnos de este impulso y aprovechar la oportunidad de aceptar el cambio para que Rotary siga teniendo éxito en su labor?

Considero que el apoyo a nuevos tipos de clubes es decisivo. Ya no son únicamente experimentos, sino una realidad para Rotary. Además de los clubes tradicionales, tenemos ciberclubes, clubes Rotaract, clubes centrados en una causa y clubes pasaporte. Esta diversidad nos ayuda a que Rotary sea más inclusivo, flexible y atractivo para los nuevos socios. Visita estos clubes, intercambia ideas, colabora con ellos y promuévelos entre sí y en la comunidad.

Todos estamos de acuerdo en que tenemos que contribuir al crecimiento de Rotary, pero a veces quedamos atrapados en el juego de los números y perdemos de vista el panorama general. Después de todo, el crecimiento de la membresía no tiene sentido si el próximo año esos nuevos socios abandonan nuestros clubes. Contribuyamos al crecimiento sostenible de Rotary. Las opciones flexibles de participación en Rotary involucrarán a los socios y mostrarán a la comunidad cómo nos diferenciamos de cualquier otra organización. Celebremos que ahora Rotary no se centra tanto en las reglas, sino más bien en reunirse de una variedad de formas, además de las reuniones tradicionales.

Recomiendo que cada club celebre una reunión anual de estrategia para preguntar, y responder honestamente, si estamos haciendo todo lo que podemos por nuestros socios y si el club es un reflejo de la comunidad a la que sirve. Estamos adoptando este enfoque también a nivel internacional. Estoy orgulloso de que seis mujeres integren la Directiva de RI este año; la mayor cantidad que hemos tenido jamás. Mantengamos a Rotary en esta dirección a todo nivel. Necesitamos más perspectivas y mayor diversidad para que Rotary tenga éxito.

Es fascinante imaginar cómo encontraremos nuevas formas de adaptarnos y mantenernos activos este año y en el futuro. Pero también me inspira lo que no ha cambiado y nunca lo hará en Rotary: la amistad, el establecimiento de contactos, la ética y el servicio. Ciertamente, estos son los valores que hacen que Rotary sea atractivo para todos.

Como dijo nuestro fundador, Paul Harris, tenemos que ser revolucionarios en algunas ocasiones. Ahora es el momento. Rotary abre oportunidades, incontables oportunidades para que aceptemos el cambio que nos fortalecerá mientras nos mantenemos fieles a nuestros valores fundamentales.


Julio de 2020

Este no parece un buen momento para el optimismo, pero tiene que serlo. Mucho antes de que se fundara Rotary, el mundo hubo de enfrentarse a grandes crisis que pusieron a prueba la capacidad de la humanidad para progresar y perdurar. En la era de Rotary, el mundo sufrió muchas más catástrofes; sin embargo, hemos sobrevivido, y en cada paso del camino, Rotary ayudó al mundo a sanar.
Cada gran desafío presenta una oportunidad para la renovación y el crecimiento. En la Asamblea Internacional de San Diego revelé el lema Rotary abre Oportunidades justo cuando comenzaba la crisis de COVID-19, pero estas son palabras en las que creo desde hace muchos años.

Rotary no es sólo un club al que te unes, sino una invitación a un sinfín de oportunidades. Creemos en la creación de oportunidades para los demás y para nosotros mismos. Creemos que nuestros actos de servicio, grandes y pequeños, generan oportunidades para las personas que necesitan nuestra ayuda. Asimismo, creemos que Rotary abre oportunidades para que vivamos una vida más rica y significativa, con amigos de todo el mundo, basada en nuestros valores fundamentales.

Los gobiernos e instituciones están adquiriendo un mayor aprecio por los tipos de alianzas en el campo de la salud pública que son fundamentales para nuestra labor. Las personas que vieron forzadas a permanecer en sus hogares, deseosas de disfrutar de mayores conexiones y de ayudar a sus comunidades, están ahora adoptando los valores que Rotary promueve desde el momento de su fundación.

Todo esto es positivo; sin embargo, sólo porque haya más oportunidades que nunca para que Rotary prospere no garantiza que logremos el éxito. El mundo cambia rápidamente y lo hacía incluso antes de que ocurriera esta crisis. La gente había comenzado a abandonar las reuniones ordinarias a la hora del almuerzo para celebrar reuniones en línea. Las amistades se cultivaban y revivían en las redes sociales incluso antes de que la mayoría de nuestras reuniones se llevaran a cabo en Zoom y Skype. Las generaciones más jóvenes tienen un fuerte deseo de servir, pero se preguntan si podrían desempeñar un papel significativo en organizaciones como Rotary o si podrían alcanzar un mayor impacto estableciendo diferentes tipos de conexiones. Ahora es el momento de poner toda la carne en el asador, probar nuevos enfoques y preparar a Rotary para el futuro.

La crisis planteada por la COVID-19 nos ha obligado a todos a adaptarnos. Esto es bueno, y nuestro nuevo Plan de Acción nos pide específicamente que incrementemos nuestra capacidad de adaptación. Pero la adaptación no es suficiente. Si queremos enfrentar los desafíos de esta nueva era y disfrutar del Rotary que el mundo necesita tan desesperadamente, necesitamos cambiar dramáticamente.

Este será nuestro mayor desafío, no sólo en el próximo año sino en el futuro. De nosotros depende rediseñar el Rotary para estos nuevos tiempos: abrazar de todo corazón las ideas, la energía y el compromiso de los jóvenes deseosos de encontrar una salida para su idealismo. Debemos convertirnos en una organización totalmente inmersa en la era digital, no una que solo se limite a buscar fórmulas para continuar haciendo en línea lo que venía haciendo desde siempre.

El mundo necesita a Rotary ahora más que nunca. De nosotros depende asegurarnos de que Rotary abra oportunidades para las generaciones venideras.